Universo con sello local.

Alejandro Vigil es uno de los enólogos más importantes de Argentina. Y mucho más.

Ingeniero agrónomo, primer argentino en lograr la puntuación perfecta (100 puntos Parker) en tres de sus vinos, dueño de una de las bodegas más conocidas de Mendoza, así como también de bares y restaurantes que son puntos inevitables para los turistas que visitan la provincia.

Comenzó su carrera en la Bodega Catena Zapata como Director de Investigación y desarrollo en el 2002. Un año más tarde se unió al equipo de enólogos para desarrollar los vinos top de la bodega.

En el 2007 fue nombrado director de enología y bajo su dirección la bodega recibió varios premios de nivel internacional. Así como puntuaciones de 95+ en reconocidas publicaciones del mundo del vino, como Wine Spectator, Wine Enthusiast, Wine Advocate, Decanter e International Wine Cellar.

Trascendiendo de su gran éxito como enólogo, Alejandro siempre quiso más. Impulsado por sus ganas de transformar las cosas, disparar cambios, mejorar las condiciones de muchos y generar más trabajo.

Sumergirse en el universo de Alejandro Vigil hoy es posible de diferentes maneras.

El más conocido es su restaurante (y bodega) “El Enemigo”. En lo que originariamente era un pequeño quincho familiar, hoy ofrece una propuesta gastronómica de las más reconocidas de Mendoza.

El segundo en abrir fue “Casa Vigil” en Palmares Open Mall, muy cerca de la Ciudad.

Con un variado menú diario, ofrece desde sushi hasta cocina regional. Junto a una variedad de 780 etiquetas de vino!

República Malbekiana – en Luján de Cuyo – es otra propuesta muy interesante. Fusiona excelente cocina con coctelería innovadora, en un ambiente moderno y  relajado.

A saber: Miércoles y jueves ofrece  menús de pasos junto a diferentes bodegas y la presencia de reconocidos winemakers.

Otros espacios con sello Vigil son: “Chachingo Craft Beer”, “Chachingo Gin bar” y  “Chachingo Urban Tap”; los dos primeros ubicados en Avenida Arístides Villanueva y el otro en Avenida Juan B. Justo, dos de los puntos con más movimiento de la ciudad.

Estos espacios cuentan con una seleccionada carta reducida que puede acompañarse por cervezas Chachingo o bien con una larga lista de Gin-Tonics diseñados por los bartenders del lugar.

Además de los vinos, que – por supuesto – nunca faltan…

Personaje esencial del entramado mendocino. De enología a gastronomía, de cerveza artesanal a coctelería de autor, Alejandro ha trazado su camino dejando en claro que no lo arrinconan los nuevos desafíos.

Si vienes a Mendoza, no olvides sumar a tu itinerario alguno de estos espacios con sello indiscutible de cultura local.